TU NOMBRE TU CAMINO, CON MAYÉ ARREDONDO

foto-maye-perfilNuestros nombres, una fuente de virtudes y dones de regalo para cada uno de nosotros.  Seminario realizado con Mayé Arredondo – Montevideo, Mayo 2014

Que hermoso fin de semana pasamos en el centro Bert Hellinger ! Cuando tengo oportunidad realmente disfruto de pasar un fin de semana terapéutico y de aprendizaje. Además es una maravillosa oportunidad de conocer otras personas o de reencontrarse con amistades y compartir buenos momentos.

Cuando vi la convocatoria inmediatamente me llamó la atención. Sabía que iba a estar bueno, pero debo confesar que superó Mayé Arredondo conquistó nuestros corazones y superó nuestras expectativas !!!!

Nunca fui muy adepto a “decodificar nombres” de hacerles la numerología o de ahondar en los significados, las raíces etimológicas pero rápidamente comprendí la importancia del tema que íbamos a abordar el fin de semana.

El nombre de cada uno de nosotros encierra secretos, conecta con nuestro linaje, con nuestros ancestros y también con la madre tierra. Nuestros nombres pueden contener una carga pero también grandes tesoros !!!

Nuestro nombre habla constantemente de nosotros. Cuantas veces al día nos nombran, nos llaman y piensan nuestro nombre ? Este nombre – nuestro nombre – es una vibración, una energía que se relaciona con nosotros de forma muy importante y cada vez que lo decimos inundamos el espacio circundante con su energía. Expresemos nuestro nombre con libertad y firmeza y permítete sentir en tu cuerpo como resuena esa energía, siéntela, es tu nombre, se relaciona contigo, con tu identidad, con quienes somos. Mayé nos explicaba que hay muchas formas de arraigo y expresar nuestro nombre es una de ellas.

Nos reiteró la importancia de aprender a ser hijos, de tomar a nuestros padres, tal como son, sin quedarnos en el reclamo, en lo que pudo haber sido sino conectar con nuestro origen tal cual es, con las vivencias tal cual hayan sido, ya que ellas han formado la persona que hoy somos.

El Regalo de la Vida
Especial momento tuvo este taller con el Día de la Madre. En muchos países, Mayo, tiene que ver con la Madre. Me resulta imposible transmitir con palabras la maravillosa oportunidad de trabajar sobre nuestro interior, junto con otras 80 personas, la comprensión de la palabra mamá y lo que significa estar al servicio de algo más grande, al servicio de la vida.

Quien conoce algo de Constelaciones Familiares sabe que algo fundamental tomar el regalo de la vida que ha venido a través de los padres. Por tanto también reconocer a nuestros padres (a los dos!!!) el regalo de la vida. Este tema es tan importante y tan extenso como la vida misma que Bert Hellinger nos lo refiere de esta manera:

“Independientemente de que cómo hayan sido nuestros padres y la experiencia que nos tocó vivir, la vida ha fluido a través de ellos hasta nosotros. Nos dieron el valioso regalo de la vida, así como ellos lo recibieron de sus padres y como sus padres lo recibieron.

Desde este punto de vista nosotros podemos y debemos mirar a nuestros padres con agradecimiento y veneración, Cuando los hijos toman la vida, la toman no solamente de sus padres sino que, al mismo tiempo, desde muy lejos.

Por esa razón todos los padres son perfectos. Desde este punto de vista no existen padres mejores o peores. Solamente hay padres. Cuando podemos reconocerlo y nos adecuamos a esta visión, entonces podemos tomar toda la vida de nuestros padres.

Pero cuando interiormente rechazamos a uno de nuestros padres, cuando les hacemos reproches, entonces cerramos nuestro corazón a la plenitud de la vida. Entonces sólo recibimos una parte, o mejor dicho, nosotros sólo nos quedamos con una parte. “

El Regalo de Nuestros Nombres
La venida de Mayé no solo me ha permitido comprender un poco más profundamente el regalo de la vida y la importancia tomar o aceptar a nuestros padres tal como son. Conectar con esa fuerza, con las raíces de nuestra identidad latente en lo más profundo de uno mismo.

También abrió la comprensión de la importancia de nuestro nombre o nuestros nombres, que no son otra cosa que otro hermoso e inmenso regalo.

No hay nombres por casualidad, no hay nombres buenos ni malos, todos los nombres llevan consigo una virtud en su significado y este nombre viene a potenciar, a asistirnos, a enriquecer nuestra existencia. Otro regalos que debemos aprender a tomar de nuestros padres, que con su inmensa sabiduría intuitiva nos han aportado.

Para ayudar nuestra comprensión, Mayé nos invitó a imaginar una persona a quien le entregan uno o varios obsequios con todo el corazón y ésta los rechaza simplemente porque no le gusta o no lo quiere o no lo comprende. Cuanta soberbia, cuanta torpeza de quien no pueda o no sepa recibir. Sin embargo en el fondo nuestro cuerpo lo sufre lo siente este rechazo, es más fácil tomarlos e integrarlos, sentiremos al fin la armonía y la reconciliación con algo profundo de nuestra identidad.

En otras oportunidades también sucede que no nos sentimos merecedores. Quizá sea algo muy común, que no podamos recibir o aceptar nuestros regalos (nombres) porque parecen demasiado para nosotros. Sin embargo, si entendemos que estos son regalos. Que los regalos no tienen que merecerse, no tenemos que ser de tal o cual manera. No tenemos que cumplir ningún requisito, son regalos, y simplemente tenemos la oportunidad de aceptarlos, de tomarlos y de integrarlos en nuestra vida.

Habremos realizado un simple pero profundo hecho significativo para nuestra identidad y para nuestro bienestar. Nuestro ser interior, nuestro cuerpo, nuestra psiquis estará agradecida/o, ya no tendrá esa lucha que cargar con la lucha y el rechazo. Muy por el contrario ahora podremos sentirnos libres y alivianada nuestra mochila, podremos también comenzar a disfrutar de la gracia que nos concede nuestro nombre.

Por este motivo te invitamos a buscar el significado de tu nombre y a reconciliarte con él. A ver de que manera nos puede aportar, de descubrir que manera de entre sus significados viene a aportarnos mágicamente en nuestra particular forma de ser y a verlo simplemente como un regalo.

Los Motes de la Infancia
Aparte de los nombres también tenemos los sobrenombres o “los motes” y como los vivimos durante nuestra infancia. Hay muchos ejercicios y trabajos que podemos realizar para sanar nuestro niño interior. Sanar aquellas etapas de la infancia en las que quedamos heridos.
Pero ahora en referencia a nuestros nombres podemos, si así lo deseamos, recordar todos aquellos nombres que recibimos cuando niños en cada una de nuestras etapas infantiles y recordar los diversos tonos en que los mencionaban.

Podemos completar este ejercicio escribiendo una carta a nuestro niño interior herido diciéndole simplemente “Yo te miro, miro tu dolor, tu soledad, no haber sido escuchado, no haber sido mirado, ahora puedes contar conmigo” y cerrando nuestro ojos podemos abrazarnos y abrazar al niño interior que ahora tiene quien lo cuide todo el tiempo.

Así miramos al niño interior con el corazón, le decimos internamente “te veo”, no con lástima, pues la lástima no ayudaría para nada, más bien con amor, con compasión, le decimos al niño interior “si así fue, y soy quien soy gracias al dolor que tuviste, te tomo con amor y ahora yo te cuido, te tomo y nunca más te van a lastimar, yo me hago cargo”.

Simplemente la mirada, muchas veces desestimada. Es la causa de muchos sufrimiento, cuyo origen es que no somos atendidos o no somos vistos o no vemos algo. Cuando peleamos por ejemplo– nos dice Mayé – muchas veces miramos al victimario, al perpetrador y olvidamos a la víctima. Esto solo genera un ciclo de más violencia que en nada ayuda a los involucrados.

Las Constelaciones de Nombres
Por supuesto que conjuntamente con estas y otras explicaciones que me resulta imposible plasmar en este escrito, el trabajo se fue desarrollando desde el comienzo mediante configuraciones sistémicas del nombre, más conocidas como constelaciones.

Este componente del workshop es ciertamente la parte esencial, pero imposible de transmitir. Caso a caso, con los planteos presentados por los participantes, iba trabajando directamente sobre diferentes situaciones.

No me quedó duda, hay situaciones particulares que ameritan su abordaje y solución. Las Constelaciones tienen una capacidad tremenda para aportar en este aspecto

En resumen, tuvimos de compartir con quién realmente supo llegar a nuestro corazón, compartir una profunda visión de la vida que esperamos nosotros al menos en algo poder retransmitir.
Aprovecho para agradecer a Mayé Arredondo por su notable aporte y a Carlos Bernués, Director del Centro Bert Hellinger Uruguay por aportarnos -una vez más- la sabiduría de destacados maestros de nivel internacional.

Hasta muy pronto !!

Leonardo Ernesto Pablo González Cigliuti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.