Que tu máscara no te confunda

A diario usamos máscaras. El empleado en el comercio se coloca una máscara para atender bien. Socialmente ocultamos nuestros verdaderos pensamientos y emociones para ser sociales y ser aceptados. Pero lo hacemos tan mecanicamente que no siempre estamos concientes de lo que pasa en nuestro interior.

No solamente ocultamos nuestro cansancio o una verdad. Ocultamos nuestra verdadera naturaleza interna. Nuestros pensamientos, nuestras emociones y principalmente también nuestras contradicciones.

No te sugiero que te quites la máscara. Pero si te invito a conectar con tu realidad interior, ser conciente de ella, validarla y darle un lugar con amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .