Si tienes un niño interno… posiblemente esperándote….

Hace años que me llamó la atención esto del niño interno.. como es que tenemos un niño interior..????. Hoy día ya me resulta familiar pues diariamente acompaño consultantes a sanar su niño. Pero que es esto de “sanar al niño” ? Me gustaría explicarlo un poquito.

Todos hemos pasado por la niñez y hemos sido niños y es muy probable que hayamos vivido circunstancias difíciles, o mejor dicho muy difíciles. Tan difíciles que pueden haber superado nuestra capacidad de comprender, de afrontar, de procesar o digerir, es decir de superar.

Estas circunstancias no superadas quedan allí en nuestro mundo interior, en nuestro cuerpo, formando parte de nosotros, influyendo nuestras desiciones, dándole un tinte a nuestra personalidad. Hasta cuando ? Hasta que con nuestra conciencia,  en estado de armonía y comprensión, pueda llegar a recuperar esas sensaciones y emociones para que puedan completar su ciclo o proceso natural en el que quedaron suspendidas.

Volver nuevamente a revivir estas experiencias puede ser intenso o desgarrador por tal motivo es importante saber acompañar a la persona en este proceso de forma tal que sea tolerable, accesible y que no sea re traumatizante. Se trabaja desde una “distancia media” ni tan cerca que te queme, es decir sin sumergirse en el dolor, pero tampoco desde lejos o desde una superficialidad donde no se sienta nada por tanto no se realice ningún proceso interno.

Cuando trabajamos centrados en nuestro Ser, liberando nuestros recursos internos, en un estado adecuando de calma y la compasión, es posible hacer este trabajo y transformar la sensación aquella que quedó trancada, transformar aquella emoción que superó al niño o la niña en una profunda sensación de alivio y bienestar donde podamos sentir nuestra/o niña/o nuevamente feliz en nuestro corazón y recuperando atributos para nuestra personalidad en nuestro diario vivir.

Es posible ! Se puede ! es un trabajo maravilloso y tremendamente liberador y solo lleva un rato de dedicación amorosa para ti misma/o. Si ya lo hiciste … sabes de que hablo. Si todavía no lo hiciste … te invito a dar este paso importante de sanación !!

Cuando tratar de estar mejor empeora las cosas…

Pasa muy seguido. Algo nos tiene mal, puede ser una emoción profunda como una tristeza, un dolor emocional que nos quita el bienestar y lo rechazamos, ponemos la intención de superarlo y tratamos de quitarlo de allí dentro.

A veces hasta nos sentimos frustrados con nosotros mismos por albergar “eso” dentro nuestro… pero todo intento fracasa y al final pasan los años y nos sentimos igual o peor …

Porqué  no funciona nuestro esfuerzo ??? Porque por más que ponemos ganas y esfuerzo y luchamos contra “eso” no podemos superarlo ?

Como dice el dicho “Si seguimos haciendo lo mismo vamos a seguir obteniendo los mismos resultados” Es necesario cambiar la estrategia y tal vez no haga falta ni años solo un pequeño gran cambio de el modo de operar en nuestro mundo interno.

Ante un caso así podemos observar que por un lado sentimos una cosa … y por otro lado sentimos otra… Por un lado sentimos “eso” que nos perturba (por ejemplo un recuerdo, un dolor) y por otro lado “aquello otro” que puede ser el enojo o la intención de resolver. Pero esta lucha interna queda siempre en un empate. Nunca logramos avanzar y todo lleva un desgaste tremendo de energía.

Como avanzar ???

Tenemos que darnos cuenta que tanto el dolor como aquella parte de nosotros que lucha contra el dolor son partes de uno y que son de la misma naturaleza. Como dos hermanas que pelean entre sí. Hace falta sintonizar con otro aspecto. Con aquel recurso interno que están esperando ser liberados y trabajar con ambas partes: la conciencia del ser.

Cuando trabajamos internamente desde nuestro Ser, podemos sentirnos diferentes. Podemos sentir nuestra calma, nuestra compasión, nuestra claridad interna y podemos separarnos de la dualidad del dolor/lucha contra él dolor.

Cuando operamos desde nuestro Ser podemos aceptar ambas partes, percibir la buena intención de cada una, relacionarnos correcta y comprensivamente con cada una de ls polaridades y por tanto avanzar en su comprensión y transformar el dolor y la lucha interna en algo diferente.

De esa dualidad se sale activando la conciencia de nuestro Ser y no es tan difícil cuando uno aprende a relacionarse con su sistema interno. Unas pocas horas de una guía especializada es suficiente.

Te invito a probarlo, escríbeme a mi Whatsapp y tengamos una sesión gratuita de 30 minutos y  experimentar esto de lo que estoy hablando.

La experimentación vivencial permite comprenderlo de otra manera al vivirlo internamente. Será más claro que 50 mil palabras !! Te espero!!

Manual de Supervivencia Emocional para el COVID19

Te comparto un descubrimiento 😄 !!!

Anabel González está lanzando un Manual de Supervivencia Emocional para el COVID19

Anabel González es psiquiatra en el hospital de A Coruña, investigadora y autora de diversos libros sobre temas de psicología.

1) Esta bien tener miedo:

2) Parar la queja improductiva:

3) Las Emociones de los niños:

4) No caer en el abandono

5) Bajarse de la noria

6) Parar a sentir

7) Enfadarnos o conectarnos ?

8) Cuidar emociones

9) Respirar

10) Resumen

Que lo disfrutes !!!
💪🤗👍

Cómo alcanzar el bienestar

Como alcanzar el bienestar cuando el conflicto está instalado en tu persona desde hace tanto tiempo ???
< Aprende a separar el Conflicto de tu Esencia de tu Ser>
Comprende que el Conflicto no eres tu. Solo es una parte de ti que se expresa y resuena en ciertas circunstancias, pero cuando todo está el calma, ahí estás tu…

 

Que tu máscara no te confunda

A diario usamos máscaras. El empleado en el comercio se coloca una máscara para atender bien. Socialmente ocultamos nuestros verdaderos pensamientos y emociones para ser sociales y ser aceptados. Pero lo hacemos tan mecanicamente que no siempre estamos concientes de lo que pasa en nuestro interior.

No solamente ocultamos nuestro cansancio o una verdad. Ocultamos nuestra verdadera naturaleza interna. Nuestros pensamientos, nuestras emociones y principalmente también nuestras contradicciones.

No te sugiero que te quites la máscara. Pero si te invito a conectar con tu realidad interior, ser conciente de ella, validarla y darle un lugar con amor.