12 formas de amarte a ti mismo/a x Louise Hay

louise-hayHe descubierto que sólo hay una cosa que cura todos los problemas, y es: quererse a uno mismo. Cuando la gente comienza a amarse a sí misma, cada día ama más su vida, todo mejora de manera increíble. Se sienten mejor. Consiguen los trabajos que desean. Tienen el dinero que necesitan. Las relaciones positivas mejoran, o las negativas se disuelven y comienzan otras nuevas.

Amarse a uno mismo es una aventura maravillosa, es como aprender a volar. Imagínate que todos tuviéramos el poder de volar a nuestro antojo… ¡Qué emocionante sería! Comencemos a amarnos a nosotros mismos ahora.

Seguir leyendo

Trabajo personal sobre el Niño Interior

Niño o Niña Interior

Descubrir y comprender tu propio niño o niña interior.

Descubre una nueva forma de ponerse en contacto con su niña/o interior, recobrarla/o y cuidarla/o.

Aprender a relacionarse, sanar e integrar a la niña o niño interior puede abrir el mundo que estamos necesitando…

Trabajamos con ejercicios correctivos específicos para ayudar a su niño interior a crecer y florecer; para enseñar a otros adultos formas de satisfacer algunas necesidades de sus niños y para establecer límites adecuados para el niño interior.

Aprenderás cómo entrar en tu niño maravilloso y conocer la energía más creativa y transformadora que posees en tu propio interior.

Más información aquíhttp://wp.me/P83n1t-t

 

La doble tragedia de Rudy Revolvin

Hubo una vez un hombre llamado Rudy Revolvin. Su vida fue dolorosa y trágica. Murió frustrado, y su alma fue a parar al valle de la Oscuridad.

El Señor de la Oscuridad, viendo que Rudy era un adulto con un niño herido interior, estimó que podía acrecentar la oscuridad dando a Rudy la oportunidad de volver a vivir su vida.

Sucede que el Señor de la Oscuridad tenía la misión de mantener la oscuridad, incluso de acrecentarla si podía. Dijo a Rudy que no dudaba de que cometería exactamente los mismos errores otra vez, y que sufriría exactamente la misma tragedia que antes.

Después le informó a Rudy que tenía una semana para aceptar o rechazar su proposición.

Rudy reflexionó larga y profundamente. Era obvio para él que el Señor de la Oscuridad le estaba tendiendo una trampa. Naturalmente, volvería a cometer los mismos errores, porque no tendría los recuerdos de lo que había vivido en su vida anterior. Sin tales recuerdos, no tendría manera de evitar sus errores.

Cuando finalmente compareció ante el Señor de la Oscuridad, rechazó la oferta.

El Señor de la Oscuridad, conociendo el “secreto” del niño interior herido, no se desanimó por su negativa. Le hizo saber a Rudy que, contrariamente a su política, se le permitiría recordar todo lo relativo a su vida pasada. El Señor de la Oscuridad sabía que aunque Rudy tuviera esos recuerdos, volvería a cometer los mismos errores y tendría que vivir de nuevo su vida dolorosa.

Rudy se alegro. “Finalmente”, pensó, “tengo una verdadera oportunidad”. Rudy no sabía nada del “secreto” del niño interior herido.

Ciertamente, aunque conoció con anticipación y en forma detallada cada desastre que antes había causado, repitió su dolorosa y trágica vida.

¡El Señor de la Oscuridad quedó complacido!


(Basado en La extraña vida de [van Osokin, de P. D. Ouspensky.)