Testimonios

Bueno, fui a consulta individual porque no se si me sentire comoda tratando temas publicamente que ni siquiera los hablo con la persona que le tengo confianza.

Fui en dos oportunidades, la primera sali aliviada, fui por un problema que tenia pero parece que aparecieron otros, pero me senti bien. Despues de un año se vio la “foto” digamos, como se esperaba que estuvieramos.

La segunda vez fue por trabajo y aun estoy en ese trance, lo mas increible es que pueda cambiar mi sentimiento hacia personas que yo creia no poder soportar.
No digo que todo cambio pero por lo menos lo intento.

No hay soluciones ya para nada en la vida creo, pero si alguna virtud tengo es la paciencia, y perseverancia.

J.M.

Después de un año…

Bueno : Yo estuve mucho tiempo que periódicamente o sea cada unos 30 días me daban taquicardias y dolor en el cuello. Los doctores venían en seguida. Me internaban y nadie dio un diagnóstico claro. Me llevaron a Montevideo e hicieron un cateterismo.

Luego fui a una Constelación con caballos en La Plata Buenos Aires.. Un caballo se salió de la manada viniendo a mí. Se apoyo con la cabeza junto a mi esternón en donde a mí me daba el dolor. Alli yo sentí un amor enorme: como que tenía el alma de Dios en el caballo. El caballo se adormeció en mi pecho. Cerraba sus ojitos y los abría. Me amiga que estaba junto a mí conto que yo me transfigure. Contó por reloj el tiempo. El caballo estuvo 35 minutos junto a mi pecho. No se quería ir.Yo tampoco deseaba que se fuera.

Luego me hizo tres reverencias moviendo como saludando con la cabeza hacia abajo. y se retiró al otro lado del potreo donde habíamos estado con las terapeutas. Allí dio vuelta los dos bancos en que yo había estado sentada. que por “causalidad” eran diferentes de los demas del grupo.

Volví a Uruguay plena de vida y rebozante de amor; con una polenta bárbara. Hace tres años y medio que jamás senti nada en el corazón.!!!

Desapareció todo milagrosamente.!!!!

Firmado A. C.  con testigos fieles!!!

Se lo debo a un caballo… (Constelaciones con Caballos)

Conocí las constelaciones a mis 24 años y desde entonces ,  mi vida ha ido teniendo una transformación inesperada.
Hoy por hoy y  mirando hacia a trás en mi vida, me considero alguien muy afortunado de haber conocido esta técnica día con total desconocimiento y “por casualidad” .

La sanación que se produce no es solo en nuestras vidas sinó tambien como vemos y nos relacionamos con los otros… siendo más compasivos, discretos y sinceros con los otros que en definitiva, tambien llevan lo aceptemos o nó… un trocito  de nosotros mismos.

Hace años me consideraba una persona perdida y desorientada  que se sentía  rechazada por su propia  familia por ser ” diferente ” y mi intento de huir solo me llevaba a relacionarme con parejas obsesivas,  aceptar  trabajos mal pagados  y como consecuencia, cada vez menos esperanza en mi y en como vivir .

Hoy soy una persona con muchísima ilusión por reencontrame de nuevo con mi familia. Orgullosa de ser capaz de captar y reconocer esos increibles momentos de felicidad que nos va regalando la vida a cada uno de nosotros, esos que  ahí estan, justo delante nuestro, en los detalles más simples.

Abrazo grande,

Namáste para vos tambien

Un poco de mi historia

Estimadisimo Leo , te voy a pasar unas lineas de mi experiencia con las constelaciones familiares grupales, quizas como tu dices a alguien le sirva la experiencia para animarse a experimentar esta maravillosa oportunidad para ordenar nuestro espiritu y poder vivir plenamente desde el Amor.-

(más…)

Una semillita en mi corazón

En mi primera constelación grupal hace muchos años con una facilitadora, pedí para trabajar mi relación con el dinero, la abundancia. Pasaba uno y pasaba otro y nada. Mientras tanto, lo interesante fue que 3 personas me eligieron para representar a sus madres. Yo no soy madre, elegí hace años no serlo y no me arrepiento; pero al tercero que me eligió de mamá me dieron ganas de gritar joder!!! yo que quería estar tranquila y mirá, acá estoy mamaceando a todo el mundo.

(más…)

Voy a contar mi primera experiencia.